miércoles, 22 de noviembre de 2017

El maíz es el oro de México


El maíz representa uno de los símbolos culturales mexicanos por excelencia, pues es un elemento fundamental para nuestra identidad.
La mayoría de los platillos mexicanos requieren maíz, o por lo menos van acompañados de tortillas hechas a base de este ingrediente. Casi podríamos decir que está dentro de nuestra genética.
El maíz tiene muchas propiedades nutricionales: fibra, vitamina B1, magnesio, vitamina E, yodo, vitamina B2 y B6. Además, el agua de las barbas de maíz ayuda en muchos aspectos al organismo: es ideal para bajar de peso, regula la hipertensión arterial, desintegra cálculos renales y mejora las insuficiencias cardiacas.
Existen varias historias sobre el origen del maíz. La leyenda azteca cuenta que los hombres de aquella época sólo comían lo que creciera de la naturaleza, animales que cazaban y cuyo pelaje utilizaban como protección. No tenían maíz, y era algo que no imaginaban tener, pues sólo podían conseguirlo tras un largo viaje a las montañas (tierras peligrosas y temidas).
Los aztecas acudieron a Quetzalcóatl, quien prometió ir en busca de maíz a donde nadie se atrevía a ir, y aclamó que regresaría para regalar riqueza al pueblo.



Hospédate en Hotel Puebla de Antaño y disfruta de platillos mexicanos en Puebla.

martes, 17 de octubre de 2017

¿Cómo es un altar de día de muertos en México?


Veladoras



Fotografías del difunto



Flores



Sal



Incienso



Papel picado



Representaciones de nuestros elementos: agua, fuego, aire, tierra.



Calaveritas de dulce



Pan de muerto



Comida y bebida que le gustaba al difunto



Artículos religiosos en dado caso



Objetos que le gustaban al difunto como algún juego de mesa, ropa, peluche, etc.




Es importante rescatar y conservar este tipo de tradiciones por eso comparte este artículo para que llegue a mucha gente.



¡Hotel Puebla de Antaño te invita a disfrutar el otoño en Puebla!

lunes, 18 de septiembre de 2017

¿Qué es el camote?


La palabra camote viene del náhuatl “Camohtli”, este es un tubérculo parecido a una papa pero ligeramente dulce.

El dulce que caracteriza a los poblanos es sin duda el Camote.
Camote poblano único en México

La raíz del tubérculo es la que aporta el sabor. En Puebla las cocinamos, con azúcar, esencia de limón o de naranja y un poco de agua hasta que se haga una pasta o puré.

Su presentación es diferente a muchos dulces, ya que a la pasta una vez que la hicieron tubo se envuelve en un papel encerado, posteriormente se ponen en cajitas pequeñas para su venta.

Al momento de su exhibición podemos ver las cajitas multicolores, llenas de camotes de diferentes sabores, listas para su degustación.
La leyenda camotera

La Puebla virreinal los conventos formaban parte activa de la sociedad; pero sobre todo en las grandes cocinas conventuales al convertirse en verdaderas fábricas dulceras.

Son tiempos en que las monjas deben ser dinámicas, creativas y por supuesto preparar grandes manjares; sobre todo si van a tener una visita importante o si serán las anfitrionas de una celebración.

En los conventos de Santa Clara, Santa Mónica, Santa Rosa y Santa Teresa, practicante se competía en ingenio y dedicación para la creación de dulces.

La leyenda de la que surgió el camote tiene lugar en el Convento de Santa Clara en las inmediaciones del siglo XVIII.

Una monja dejó un cazo con el fogón prendido,
otra para jugarle una broma puso en el cazo un camote y azúcar,
lo batió hasta que se hizo una masa repugnante.
Al momento de probarla, las dos monjas descubrieron que tenía un sabor agradable y de esa manera poco a poco le fueron agregando sabores.

Actualmente los conventos dejaron de ser las fabricas dulceras, pero para continuar la tradición dulcera y gastronómica de Puebla, se instalaron muchas fábricas de dulces que tienen sus puntos de venta en la 6 Oriente entre la calle 5 de mayo y la 2 Norte.


Ven a Puebla a probar los camotes y hospédate en Hotel Puebla de Antaño.

sábado, 12 de agosto de 2017

La pasita, una tradición en Puebla.


Cuenta la tradición y el mito, que La Pasita se hizo famosa porque servía bebidas según el número de cuadras que el consumidor podría aguantar en pie luego de consumirlas, ya que los efectos de este licor dulce hacía que las personas cayeran por los efectos del alcohol.

Incluso había quienes pedían su “pasita” para dos cuadras, una cuadra y media, cinco cuadras, en fin; cada quien sabía su medida; fue en la década de los cincuenta del siglo XX cuando se hizo famosa.

A lo largo de su historia ha sido visitada por artistas, estudiantes universitarios, políticos y personalidades de la cultura de Puebla y México.

El horario de la Pasita es de 12:30 a 17:30 horas, muchas ocasiones se le ha pedido a sus propietarios que la abrieran más tiempo, pero ellos dicen que “de lo bueno poco”.


Foto: Agencia Enfoque

La Pasita ofrece cerca de 22 bebidas entre las que destacan:
La Pasita: Licor de uva pasa que se acompaña con un pedazo de queso y una pasa ensartados en un palillo.
La Sangre de Brujas: Licor de zarzamora con jamaica.
La Sangre de Artista: Licor de membrillo y chabacano.
Amotilado de Naranja: Licor de naranja.
Calambre: Licor de limón.
Fantasma: Licor de coco.
Piña en su Jugo: Licor de piña.
Almendra: Licor de almendra.
Rompope: Huevos y leche.
Anisado: Licor de anís.
Crema a Go-go.
China Poblana: Licor de zarzamora, jamaica, rompope y licor de menta.
Charro con Espuelas: Licor de tejocote, rompope y crema de cacao.
Calambre.
Sangre de Diablo.
Piña helada.
Leyenda, mito o realidad

Se cuenta que en la Pasita por muchos años se ha hecho un concurso que trata de comprobar la resistencia de los consumidores:

“Quien aguante a tomarse 100 copas de pasita se gana mil pesos y las copas son gratis”

Un hombre de apodo EL Peterete se tomó 100 copitas de pasita y recibió un premio de mil pesos; años más tarde un joven de nacionalidad española y de tan sólo 27 años de edad intentó igualar la hazaña del Peterete, pero sólo consiguió beber 93 copitas y calló desmayado, tuvo que recibir los primeros auxilios por parte de la Cruz Roja.
La Pasita y el Museo de lo increíble

Además de degustar esos deliciosos licores podemos entretenernos observando curiosidades como: la brocha con que se pintó el mar rojo, la herradura del caballo de Troya, la Granada que le voló la mano al manco de Álvaro Obregón y un sinfín de cosas que muchos de los consumidores de este lugar no logran apreciar.

También se observan billetes, monedas de diferentes partes del mundo, firmas de autógrafos de personajes que han visitado La Pasita. Fotos antiguas, recortes de periódicos con datos curiosos, bromas y otros objetos.


Date una vuelta por el centro histórico de Puebla y después hospédate en Hotel Puebla de Antaño para tu descanso.

miércoles, 12 de julio de 2017

Historia del Popocatépetl e Iztaccíhuatl


La vista que engalana a la ciudad más grande del mundo: la Ciudad de México, está realzada por la majestuosidad de dos de los volcanes más altos del hemisferio, se trata del Popocatépetl y del Iztaccíhuatl.
La presencia milenaria de estos enormes volcanes ha sido de gran importancia en las diferentes sociedades que los han admirado y venerado, siendo fuente de inspiración de múltiples leyendas sobre su origen y creación. Entre ellas las más conocidas son dos que a continuación relataremos.
Hace ya miles de años, cuando el Imperio Azteca estaba en su esplendor y dominaba el Valle de México, como práctica común sometían a los pueblos vecinos, requiriéndoles un tributo obligatorio. Fue entonces cuando el cacique de los Tlaxcaltecas, acérrimos enemigos de los Aztecas, cansado de esta terrible opresión, decidió luchar por la libertad de su pueblo.
El cacique tenía una hija, llamada Iztaccíhuatl, era la princesa más bella y depositó su amor en el joven Popocatépetl, uno de los más apuestos guerreros de su pueblo.
Ambos se profesaban un inmenso amor, por lo que antes de partir a la guerra, Popocatépetl pidió al cacique la mano de la princesa Iztaccíhuatl. El padre accedió gustoso y prometió recibirlo con una gran celebración para darle la mano de su hija si regresaba victorioso de la batalla.
El valiente guerrero aceptó, se preparó para partir y guardó en su corazón la promesa de que la princesa lo esperaría para consumar su amor.
Al poco tiempo, un rival de amores de Popocatépetl, celoso del amor de ambos se profesaban, le dijo a la princesa Iztaccíhuatl que su amado había muerto durante el combate.
Abatida por la tristeza y sin saber que todo era mentira, la princesa murió.
Tiempo después, Popocatépetl regresó victorioso a su pueblo, con la esperanza de ver a su amada. A su llegada, recibió la terrible noticia sobre el fallecimiento de la princesa Iztaccíhuatl.
Entristecido con la noticia, vagó por las calles durante varios días y noches, hasta que decidió hacer algo para honrar su amor y que el recuerdo de la princesa permaneciera en la memoria de los pueblos.
Mandó construir una gran tumba ante el Sol, amontonando 10 cerros para formar una enorme montaña.
Tomó entre sus brazos el cuerpo de su princesa, lo llevó a la cima y lo recostó inerte sobre la gran montaña.  El joven guerrero le dio un beso póstumo, tomó una antorcha humeante y se arrodilló frente a su amada, para velar así, su sueño eterno.
Desde aquel entonces permanecen juntos, uno frente a otro. Con el tiempo la nieve cubrió sus cuerpos, convirtiéndose en dos enormes volcanes que seguirán así hasta el final del mundo.
La leyenda añade, que cuando el guerrero Popocatépetl se acuerda de su amada, su corazón que guarda el fuego de la pasión eterna, tiembla y su antorcha echa humo.   Por ello hasta hoy en día, el volcán Popocatépetl continúa arrojando fumarolas.

Conoce Puebla hospedándote en Hotel Puebla de Antaño.

www.hotelpuebladeantano.com




lunes, 12 de junio de 2017

Hacer un mejor mundo al viajar...


1. Desarrolla buenos hábitos



Y actúa como si estuvieras en casa (y si aún no lo haces, comienza ahora). Apaga la luz que no utilices, usa con reserva el aire acondicionado, reutiliza toallas y sábanas, haz uso razonable de agua mientras te bañas o lavas los dientes, emplea baterías recargables para tu cámara. En fin, aplica el principio de Reciclar, Reusar y Reducir. Y lo esencial: Lleva contigo una botella y una bolsa de tela, ambas te servirán durante todo el viaje, evitando generar botellas PET cada vez que tengas sed y bolsas de plástico cada vez que compres. En muchos hoteles u hostales puedes hacer refill de agua.

2. Quédate en un hotel ecológico



Opta por los eco hoteles que sigan una política a favor del medio ambiente,aquellos que tratan sus aguas, usan limpiadores no tóxicos, utilizan paneles solares o cosechan sus propias verduras, en fin, tampoco se trata de quedarte en lugares precarios y alejados, sino en hoteles que desarrollan y practican una filosofía muchas veces desde su construcción sustentable. Y los hay aún en las grandes urbes, no solo en la selva. En todo México hay este tipo de hoteles, encuentra el tuyo aquí.




3. Viaja en bicicleta.


Una vez escuche que el turismo responsable es a pie, pero reconozco que no podemos ir a todos lados así, pero ¿qué tal una bicicleta o una moto? Al llegar a tu destino o antes, investiga si hay algún servicio de renta de bicicletas o motos, son una manera fácil y económica de desplazarte, oportunidad para relacionarte con la gente local y conocer más a fondo el paisaje.
Entre los lugares más recomendables para andar en bici están: CDMX, Guadalajara, Querétaro, Cabo San Lucas, Puebla y Playa del Carmen.

4. Apoya la economía local



Deja a un lado a las grandes corporaciones y mejor opta con contactar directamente a los artesanos, ¡cómprales tus souvenirs a ellos! Es decir, adquiere productos de competencia justa y también, compra en los mercados, un punto esencial en el viaje si quieres adentrarte en las coloridas costumbres del destino. Esto no significa estar obligado con los locales, sino conectarte con los anfitriones.
5. Evita la explotación animal


Olvídate de tomarte selfies con animales exóticos o visitar centros donde estén capturados solo para beneplácito de los visitantes sacrificando su bienestar. Si quieres ver animales en serio, ve a los centros de rescate o albergues, ahí necesitan ayuda para el cuidado de estas hermanas criaturas, como alimentarlos o bañarlos y si está en tus posibilidades, ¡aporta algún donativo!.
6. Habla con la gente del lugar



Acércate a su estilo de vida, te sorprenderás de todo lo que podrás aprender al abrir tu mente a nuevas ideas y personas, escúchalas y si se puede, sé parte de alguna actividad con la comunidad. Vivirás momentos que seguro a la larga te enriquecerán.
7. Investiga las tradiciones o costumbres



Como ferias del pueblo, festividades, fechas patronales, ceremonias indígenas, y sé testigo de ellas, ya sea como espectador o si es posible, como personal de apoyo, una oportunidad para conocer de cerca la cultura, sin duda milenaria que seguro además de sorprenderte, ampliará tus conocimientos generales y tu sensibilidad.
8. Minimiza tu impacto en cada destino



Con acciones muy simples como recoger tu basura y no dejar colillas de cigarro ni otros residuos tóxicos en cada playa o bosque, reserva o sitio arqueológico. Solo respeta los señalamientos e indicaciones de cada espacio y pasa la voz a los que anden por ahí, en ocasiones dándoles el ejemplo o diciéndoles directamente. Tomando en cuenta estos consejos, desde luego, haz algún tour o un circuito en algún destino de México.
9. Haz algún tipo de voluntariado



Tómate tiempo para involucrarte en la comunidad, en su música, sus tradiciones, arte y cocina. Una manera es haciendo un voluntariado, hay organizaciones o particulares que necesitan ayuda para determinado trabajo en el que podrías aportar tu experiencia y al mismo tiempo, enriquecer tu currículum personal, una vivencia significativa en todos los sentidos.
10. Respeta, parte inherente de todo viajero



Cada vez que viajes, practica el turismo que muestra respeto por el medio ambiente, la cultura local y el hábitat natural. Hay sitios de gran tradición que requieren ser atendidas al pie de la letra y si eres un visitante debes actuar con reserva y tomar tus precauciones.


Ahora ya sabes como ser un viajero responsable cuando viajes a Puebla y te hospedes en Hotel Puebla de Antaño.

viernes, 12 de mayo de 2017

Terrazas para disfrutar el Verano en Puebla


Hotel Puebla de Antaño 

Museo Amparo

Mi Viejo Pueblito 

El Sueño


Hotel Royalty



En Hotel Puebla de Antaño contamos con una de las terrazas más hermosas de Puebla.